Debido a la emergencia climática a la que se enfrenta el mundo entero hoy en día respecto a los elevados niveles de contaminación, problemática que se ha exaltado desde hace ya varias décadas, ha puesto de manifiesto a urgencia de encontrar fuentes alternativas de energía para reducir la dependencia humada de los combustibles fósiles. A continuación te presentamos las tres principales alternativas que han cobrado importancia en los últimos años.

Fuentes alternativas de energía

Energía solar

La humanidad ha creado distintos paneles solares que se dedican a absorber la energía proveniente del sol para convertirla en electricidad, siendo así una energía limpia pues a diferencia de los combustibles fósiles no genera ninguna emisión de gases tóxicos. Sin embargo, su uso no ha sido tan amplio como se quisiera pues es bastante costosa la instalación a gran escala de estos paneles, además de que su absorción de energía solar se reduce cuando los días son nublados.

Energía eólica

El viento es otra gran fuente de energía que ha sido ampliamente utilizada a nivel mundial y principalmente el Europa, donde se concentra la mayor cantidad de plantas eólicas, sus más grandes ventajas son que produce muchísima electricidad aprovechando la fuerza de los vientos, por lo que tampoco genera emisiones de carbono, sin embargo, cuando la fuerza del viento es muy fuerte se genera mucho poder que no puede ser almacenado.

Energía nuclear

La energía nuclear también ha adquirido gran popularidad, produciendo enormes cantidades de electricidad incluso más barato que con gas o carbón, llegando a cobrar importancia en distintas naciones en donde se han construido distintas plantas nucleares para alimentar de energía a las ciudades, sin embargo, su popularidad y efectividad se ha puesto en duda debido a los accidentes que se han propiciado respecto al almacenamiento de la basura nuclear.